UNA TARDE DE LOCURA CON PIOLÍN

UNA TARDE DE LOCURA CON PIOLÍN
Era una tarde de hace unos tres años de aquellos en los que mi Esposa tiene que salir de viaje fuera de España durante una temporada.
Estaba en el cuarto del ordenador viendo unas cosas subiditas de tono (ya me entendéis), cuando sonó el timbre de la puerta. Era Piolín.
*Hola Pepi, que tal?
Fué al baño y mientras, yo cambié la pantalla del ordenador.
Venía con esa falsa plisada tipo escocesa que la hace parecer una colegiala y que a mí me pone a1000 un panty gris y unas medias negras sobre él.
Con unas cuantas cervezas y algo fumado que no era un cigarrillo precisamente.
*Que haces?
Viendo el correo, ya ves!
Ya venía con una cerveza en la mano y me dijo
*Déjame poner algo de música, tengo ganas de bailar!
No crees que vienes lo suficientemente calentita para otra cerveza?
*Joooo Pepi no me jodas!
Entró en el ordenador y se bajó unas canciones de rancheras y se puso a mover cómo una loca cogiendo las gafas a modo de micrófono cómo si estuviera en un caraoke.
*Anímate Pepi, baila Conmigo.
Me llevo mi brazo a su cintura moviéndose sensualmente apretándose contra mi hasta que al final mi mano terminó pasando por todas las partes de su cuerpo apretando esos tersos pechos y oprimiendo su vientre para llevar su culo hacia mi iniesta polla para que ella la notara.
*Vaya, parece que te vas animando, no lo haces mal!
-Sabes, creo que será mejor que vayamos a tu cuarto.
*Pepi, no tengo ganas de dormir.
-Ya sé que de momento no tienes, es por comodidad, hazme caso!
*Me vas a poner cómoda, que vas a hacerme?
La cogí y la lleve a su habitación, ella era incapaz de ir andando, allí la solté sobre la cama y comencé a quitarla las médias y panty hasta que llegué a ese tanga negro que llevaba bajo la falda que la tapaba algo de la parte delantera y por la parte de atrás una tira que se la metía por la raja del culo.
La dejé la falda y el tanga puesto y me quité el pantalón y el slip dejando mi iniesta polla al descubierto
*Vas a abusar de mi estado, me vas a follar?
-Quiero follarte.
La eché la falda un poco atrás mientras ella abría sus piernas ofreciéndome aquel tanga que retiré a un lado para dejar al descubierto ese suculento y cuidado papo.
Puse sus piernas sobre mis hombros, la agarré por la cintura y la introduje mi iniesta polla hasta el fondo, de golpe pues lo tenía tan lubricado que no hacía falta ningún preparativo, solo un primer toque con la punta del capullo.
Creo que mientras la estaba desnudando se debió de correr pues estaba empapada como si se hubiera meado.
*Ufffff Guauuuuuuuuu
Me echo sus manos sobre mi trasero para apretarme contra ella y así sentirla más dentro.
*Que rico Pepi, pero tendrás que dar el salto, no te has puesto nada!
Todo esto con la voz entrecortada pero con un timbre de estar con una borrachera que me estaba provocando mi excitación.
Sentía que me venía, se la saqué, agarré mi prepucio con la mano y cuando sentí que estaba lleno, comencé a echárselo sobre el tanga y el vientre, dejándola toda pedida de leche mientras ella gemía de placer y a la vez de rabia por no haberlo sentirlo dentro de su vagina.
*Creo habría sido mejor haberte colocado un condón.
La quité el tanga y con él la limpié todo el papo y el vientre mientras ella seguía gimiendo.
Ya tenía ganas de follarmela con aquella falda que me volvía loco.
Ahí la dejé, toda despatarrada incluso con su falda manchada con algunos hilillos de mi eyaculación comenzando a entrar en un profundo y placentero sueño.
-Chao piolin que tengas un atractivo sueño.

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir