Qué sabroso se la enseñé

Qué sabroso se la enseñé
Les cuento que hace unos días nos subimos a la camioneta, ya habíamos terminado la chamba, pero buscamos donde ir a comer, pero un compa dijo que por ahi conocía un mercadito y vendian pollo adobado que muy bueno y nos lanzamos allá. Cada quien fue a comprar algo pa la botana, pero los pinches pollos se acabaron y como teníamos tiempo esperamos que salieran los otros. Pero ya tenía días que andaba muy caliente, y me gustó una gorda que pasó cerca de mí, andaba comprando su mandado y se detuvo cerca a comadrear con otras que se encontró, llevaba una chavita hasta eso bonita y con faldita de olanes, pa que no se me hiciera pesado me di unas vueltas por ahí sin quitarla la vista a la gorda, tenía buen culo, anchote la cabrona y estaba distraida con las otras viejas, así que me empecé a sobar el pito viendolas a las dos, se le veia la tanga bien metida en el culo, y como la alcance a ver de perfil pues estaba tambien algo panzona y más se me paraba la verga, y las tetas estaban sabrosas no grabdotas, pero ricas eso sí, no había mucha gente no se porque pero pa mi buena suerte me la estuve jugando rico y las viejas ahi seguian en su desmadre, pero la chavita se iba hasta donde yo estaba y se tiraba en el suelo, se levantaba, se iba con la gorda, regresaba y venía o se empinaba y alcanzaba a verle el culito y luego su mamá ahí de espaldas más parada la tenía y voltie que no me vieran y en una de esas me saqué la verga así poquito y sentí bien sabroso cuando la niña me vio y yo me hice de lado y luego me cubri tantito con un puesto que todavia no abrian, no me vieron las viejas pero si la chavita y volteba y me di la vuelta asi de a poquito que me la viera bien cabezona y seguia jugando pero si volteaba a verme porque en una de esas me la saqué toda menos los guevos y la saludé, se me quedaba viendo y seguía jugando, luego me la guarde tantito en lo que pasaban otras viejas y tambien estaba viendo si ya estaban los

pollos, pero les faltaba poquito más, la puta gorda y sus amigas ahi seguían y me animé a darle más a la chavita, como la traía parada todavía, me la volvía a sacar igual primero la puntita luego lo demás pero ya con más confianza si me di unos jalones con ganas, sentía que me venía ahi mismo con la nenita viendome y le di más y la solté porque ya me ganaba, la verga se me sacudia solita y ella viendome nomas ya ni jugaba ni nada, eso me prendió más chido y a darle otra vez viendole el culo a su jefa, se antojaban las dos tenerlas en la cama bien abiertas, en eso como ya me habia acomodado y no me veian bien el pito si pasaba alguien más me dieron más ganas y me saqué ya todo, van pa´fuera los guevos y tomala, menos se iba de ahi la chavita, y yo bien excitado jalándomela y ora si ya no pude aguantarme y le aventé los mecos ahi bien rico, la niña nomas estaba de mirona y yo acá chingón acabando, si aventé un buen chorro, todo lo que traia guardado, lo bueno fue tambien que llevaba mi periódico y con ese me tapé en lo que pasaba más gente, luego voltee y ya iban lejos, me la guardé y la niña ahi seguia le dije adios con la mano y se despidió tambien, llegué al local de pollos y ya estaban casi listos, me asomé y la gorda ahi estaba todavia comadreando, la chavita luego que me vio me volvio a saludar y me acerqué a preguntarle como se llamaba una nenita tan linda y si iba seguido a comprar, dijo que Nayeli, orales esta bien bonito tu nombre le contesté yo voy a empezar a venir nomas pa saludarte chaparrita y me di la vuelta y su gorda madre ya fue que volteo a ver y tambien la saludé y me le acerqué a decirle que su niña se parecía a una sobrinita asi como ella y me presenté y vió que llevaba el uniforme y me despedí, lo bueno era que ya la verga estaba más tranquila pero aún así sentí que se me estaba poniendo otra vez dura hablando con la buenota esa y mejor fui a comprar el pollo y de ahi a la camioneta.

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir