Mi tía sollange

Mi tía sollange
**************************************
Mi tía Sollange y mis incios en el sexo.
**************************************
Mi tia sollange siempre me calento mucho, es en realdiad una tía segunda, no tenemos relación senguinea digamos, pero siempre fue muy cercana a la familia, era mucho mas joven que mis padres, ahora es una rica milf, pero de pendeja también era hermosa. Siempre laburo de maestra y yo siempre fui un burro en la primaria y me iba mal en muchas materias por lo que me mandaban a su casa casi todos los días aver si podia enseñarme algo jaja. Yo me volvia loco, era un pendejito, no se 10/12 años, estaba en quinto o sexto grado ya me estaba avivando con respecto al sexo, me pajeaba todo el dia, había visto muchas películas porno, ya sabía muy bien lo que era coger y andábamos muy calientes con mis compañeros todo el día, hasta el día de hoy soy muy pajero no me aguanto con las putas que hay dando vuelas, tengo sexo y me encanta pero si pinta una buena japa no lo dudo, y sollange era increible una rubia esplendida e irresistible con actitud super puta, siempre iba a dar clases vestida lo mas sexy posible, con la pollera del uniforme muy corta, su culo me enloquecia, con medias finas y tacos super altos, zapatos que solo se asemejaban a las putas de las películas porno que veía escondido cuando algún amigo resctaba alguna, maquillada a full, una belleza, era distinta, las maestras que veía o tenía no se vestían así, era normal que llame la atención. Como deseaba que fuese mi maestra. En aquella epoca andaría por los 27/28 años siempre fue soltera, calculo que le gustaba mucho la partuza jaja y es entendible.
Normalmente me mandaban a su casa a estudiar algunas cosas, pero era imposible volvia mas burro que antes solo podía pensar en sus pieras cuando estaba cerca mio, miraba su boca pintada, soñaba con que me chupe la verga,sus manos cuando escribia, la miraba agarrar los marcadores o la birome y soñanba con que me pajeaba. De pendejos somos mas desubicados, no entendemos cosas del recato en publico, asique cuando no me aguantaba mas mientras ella estaba sentada a mi lado, me empezaba a sobar la verga sobre el pantalon, imagino que la miraba con cara de degenerado ya que no podia hacer otra cosa que mirarla y tocarme, tratando de ser disimulado pero imagino que no lo habré hecho bien, ya que cuando notaba que no prestaba atencion a sus indicaciones de historia o matemátia me miraba casi con compasión y vovlia a intentar explciarme, hoy en día entiendo que ella sabía muy bien lo que pasaba y simplemente me dejaba hacer, me imagino que los pendejitos de sus alumnos hacían lo mismo ya que daba clases en un colegio solo de varones en quinto y sexto grado y tendría experiencia en lidiar con pendejos calentones, todos habrán estado pajeandose por mi tia furiosamente, seguro que en clases los mas osados ya que yo tambíen lo hacía (pero por otra maestra), buscando alguna excusa para tocarle esas gruesas piernas envueltas en medias, o su culazo que se apretaba hasta el punto que parecia que su pollera iba a romperse cuando se agachaba a explicar algo con actitud maternal. Estoy convencido que a las mujeres les gusta calentar a los pendejos, deben sentir una senzación de mucha superioridad ya que son la autoridad y los pendejitos no les queda otra que hacer caso y quedarse con la pija muy dura, todavía tenemos miedo a esa edad, desde lo que ella pueda decir o la paliza de nuestros padres, todavía no somos como hombres un peligro para ella, hoy en día la violo si me hace lo que me hacía de chico. Esto les debe probocar un morbo terrible a las muejeres, tener tantos pendejos a su disposición que solo pueden mirarla y soñar con ella.

Con el tiempo me obsesionaba mas y mas, la quería solo para mí, mis sentimientos eran confusos, como dije no entendemos bien lo que nos pasa a esa edad y malinterpretamos las cosas, cuanto mas la deseaba, mas bronca me daba saber que era también deseada por tantos otros y que todos sus alumnos se estaban pajeando por MI TIA la que quería para mi, era mí puta personal de pajas, estaba como caliente y enamorado de ella, asique empecé a tener muchos celos y a masturbarme con bronca por ella, la veía como una calienta vergas como si me estuviera engañando con todos sus alumnos, quería estar todo el dia a su lado cuidandola, comencé a decirle que la queria y cosas asi que no quería que de clases a otros chicos, solo la quería para mí, a lo que ella se enternecía claramente tomando cada vez mas confianza conmigo, me decía (a modo de juego y con ternura) que no tenía que preocuparme por los alumnos de la otra escuela, que eran todos unos “chanchitos” y no le gustaban nada por ese motivo, que era su trabajo, etc y de alguna manera esto me calentba aú mas. Pasaba bastante tiempo en su casa “estudiando” aveces aprovechaba que salía algún momento a lo que yo volaba a su pieza, olía su ropa sus medias sus zapatos tenian un olor exquisito, fue el comienzo de mi fetichismo, sus bombachas usadas eran gloriosas todavia lo recuerdo muy bien, me las ponia en la cabeza como una bincha y las olia fuertemente para impregnar esa fragncia en mi nariz.

El día que se descontrolo todo fue uno de tantos en los que ella salío, corri como siempre a su pieza y busque en su canasto de ropa sucia una bombachita que evidentemente había utilizado esa misma mañana en su escuela ya que estaba abollada junto al resto del uniforme que utilizó, como no sabía en que momento regresaría me la guarde en el bolsillo y me fui al baño, estaba decidido a disfrutar de su olor hasta acabar. Tenía la tanga en mi nariz mientras me pajeaba a dos manos, siempre tuve verga grande, aún de chico, asique lo podía hacer. Escuche de pronto la puerta de entrada, ella regresó mientras aún estaba en plena faena y se dirigió a la sala donde estudiabamos, pero seguí tranquilo mi paja ya que estba bien escondido y bajo llave en el baño, sollange pego un grito desde abajo llamandome intrigada ya que no sabía si yo aún seguia allí (la sala de estudio estaba abajo y el baño y su habitación arriba). No respondí hasta que la escuche subir las escaleras, el sonido de sus tacos era inconfundible y me volvía loco, en ese momento respondí con otro grito,

– Estoy en el baño tía.

Se acercó a la puerta y me pregunto si me sentía bien, le respondí que sí, un síiii que casi fue un gemido, de repente, como un rayo me cayo una idea muy prevertida, la quería mantener al otro lado de la puerta y que me hable mientras me pajeaba. Asique comencé a preguntarle cosas para sostener una charla puerta por medio. Lo hice con una elocuencia propia de un nene, asique mi tía no hbrá entendido nada ya que eran cosas inconexas en teoría sobre lo que estudiabamos, asique la llamé desde adentro y le dije mientras ecuchaba sus pasos acercarse a la puerta.

-Tía, como era el continente grande ese que me enseñaste hoy.
-Ásia, Pedro se llama Asia.
-Es muy gránde ?
-Si pedro el más grande de todos!

Mi plan dadaba resultado, la verga me hervia, el ácido olor de su conchita traspirada inundaba mi cerebro, sentía el semen con ganas de volar hacia afuera para pintar todo su baño. Aceleraba mi paja entre gemidos en voz tan baja como podía pensando, puta, tía puta calentame más, asique me arriesgue y le pregunte mientras olía su tanga.

-Y te gusta tía?
-Que cosa pedrito?
-Si te gustan grándes tíita,Hubo un silecnio un poco incómodo por un momento, asique repetí la pregunta.
-los continentes grandes tía, te gustan?

La escuche del otro lado de la puerta soltar una risita curiosa, lógicamente sin comprender que pasaba pero me siguió el juego y con cariño me respondío.

-No sé pedrito no estuve nunca ahí, las maestras solo los estudiamos, pero imagino que me gustaría si lo viese.

UFFF en ese momento sentía que venía un lechazo épico, envolvi su tanga en mi verga, la apreté mucho y aceleré mis movimientos, me paré y me acerqué a la puerta, parandome muy pegado a ella, la idea de que solo existia esa fina puerta entre mi sexy tia y su sobrino pajeandose con su tanga en la pija me calentaba aún más. Ella pregunto de nuevo con una voz mas preocupada.

-Estás bien Pedro, seguro?
-siiiiii tíiita ya voy a acabar (las porno que había visto me habían dado la información que necesitaba para la situación =) jaja)
Cuando sentía que ya no aguantaba mas retener el semen le pregunte como final.

-Tía, porque le decis chanchos a los otros chicos.
-Porque hacen cosas de chanchos pedrito, pero no te puedo decir que, en realdiad no todos ellos, solo un grupito desubicado.
-No me lo dijo en el momento, pero me hacía una clara idea de lo que hacían por mi tía, y esta imagen hizo que no aguante más, me pegué a la puerta, cubri la punta de mi verga con la parte de su tanga que cubre su conchita transpirada y pregunte.

-Yo también soy un chancho, me gustaría ser tu chanchito tmabién.
-No pedríto vos sos mi sobrinito querido.

El primer chorrro de semen voló hacia la tanga, y mientras su dulce voz explicaba cuanto me quería, volaron dos, tres y cuatro mas que siguieron al anterior. Se me felxionaban las piernas del placer que sentía. Ya casi no podía disimular mis gemidos, de seguro escuchaba mi respiración agitada. Me tuve que recostar por la puerta de manera bruzca para no caerme al piso. Esto claramente la preocupo del otro lado y con voz esta vez imperatiba exclamo.

-Pedro vos no estas bien, abri la puerta o voy a llamar a tus papas.
-Nooooo tía no te preocupes de verdad, ya bajo, esperame en la sala, ya acabé =).
-Si no bajas en 2 minutos voy a volver y voy a entrar y si no me dejas ya sabes.

Esto me alarmó, nunca había escuchado a mí tía en ese tono, decía la verdad. Ni bien note sus tacos descender los primeros escalones hacia la sala, me recompuse tan rápido como pude, me vestí y miré su tanga en mi mano, estaba totalmente empapada en semen, había eyaculado como nunca. Volví a sentir su aroma, la deliciosa vagina de mi tía se mezclaba con un fuerte olor a esperma que era muy obvio. No obstante se me ocurrio algo más perverso aún, saldría del baño y la volvería a meter en el canasto toda embarrada, calculando que ella pondría a lavar la ropa toda junta sin revisar cada pieza, y la tanga se encontraba enredada casi en el fondo del mismo, no lo notaría. Asique salí del baño dispuesto a correr a su habitación, debía tener suficiente tiempo de hacerlo y bajar sin que lo note, abrí la puerta y di el primer paso rápido a su cuarto.
Fue como un baldazo de agua fria ver la puerta cerrada y de segúro tenía llave! evidentemente cuando subio y vio que yo estaba en el baño tal vez se dirigió a su cuarto, no se si habrá notado su ropa desordenada o simplemente sospecho algo, pero cerro la puerta. Quede paralizado en el pasillo, helado, con la tanga de mi tía sollange llena de semen en la mano.
Más aún fue mi estupor cuando esuche los tacos una vez mas escalera arriba, tenía que pensar muy rápido, no sabía que hacer, sus pasos sonaban como una sentencia de muerte que se acercaba por las escaleras, tic, tac, tic, tac, nunca imaginé que lo que tanto me calentaba de sollange me iba a producir tal terror, asique lo resolví en un momento, giré rápidamente sobre mis talones, y como la luz me metí al baño y tiré la bombacha olorienta con la prueba del delito dentro del cesto de los papeles higíenicos usados y encaré para la escalera dodne me topé con ella que subia. Me miró con una mezcla de curiosidad, pero muy sería, como intentando descifrar lo que había pasado pero sospechando que había sido algo malo. Lo ví en sus ojos cuando me miraba escrutandome de arriba abajo.

-Todo bien pedro?

Mi voz temblorosa respondio, un tímido siií que apenas se escucho y la esquive dirigiendome escaleras abajo intentando no cruzar de nuevo su mirada, pasé de ser un macho pervertido a simplemente un pendejito asustado que sabía que había hecho una cagada y estaba por ser descubierto, entendía que mi plan era pésimo y que eventualmente se descurbiría. Pero tenía que zafar “ese momento” ya pensaría como resolver lo otro.
La tarde tranasucrrió entre un rato mas de estudio, lamentablemente no hubo chances de resolver nada, tuve que irme a casas rezando, una y cien veces que mi tía no encuentre esa tanga en la basura, tal vez al otro día podía tener chances de sacarla. Pensaba en que pasaría si la viese, lo que me dirían mis padres….
A la tarde de segundo día volví a su casa con actitud de perrito mojado. Nos sentamos en la sala a estudiar, yo estaba con pensamientos difusos, no podía prestar atención, solo esperaba el momento en que mi tía empezara a putearme por degenerado. Sin emabrgo me llamó la atención su actitud, desde que me recibío con un tierno beso en la mejilla no parecía haber pasado nada, pense que tal vez no lo había notado y comenzaba a crecer una esperanza de solucionar el asunto, tenía que subir y verlo.
-Tía puedo ir un ratito al baño.
-Si claro pero si te sentis mal como la otra me avisas eh! que me diste un susto!
-Si tía, (mi actitud ese día fue muy sumisa, distinta a los demás).

Volé por las escaleras y fui derecho a ese cesto de basura, me quedé como una piedra al verlo desde afuera, la bolsa que contenía los papeles usados no era la misma, lo notaba por su color, la abri lentamente y mis sospechas se confirmaron, la habían cambiado y obviamente todo su contenido no estbaa allí, era una bolsa limpia, vacía, tal como me sentía en ese momento, temblaba de miedo, no me animaba a bajar, aunque pensaba para mi mismo, por que no me había dicho nada si lo había descubierto, será posible que no lo haya notado…. en fín volví a la sala y comenzó nuevamente el repaso de geografía, la tarde transcurrió como si nada hasta el momento que se acercaba la hora de volver a casa.
– Bueno Pedrito ya es hora de que vuevlas a tu casa, estudiamos mucho por hoy y yo tengo que salir.
– Sí tía.
Me paré para saludarla con un beso antes de irme, me lo dío muy tiernamente mientras se acerco a mi oido mi dijo con una voz muy sexy.
– Volvé mañana que seguimos estudiando, “chanchito de la tía sollange”.
– Me quede por cuarta vez en dos dias, mudo y helado, vi a mi tía y ella simplemente me guiño un ojo y me dio una sonrrisa cómplice que me hizo entender tres cosas al instante, que no debía preguntar nada mas, que si había notado lo que pasó con su tanga, y que de seguro la iba a pasar muy bien los próximos días.

Con mi tía fuí muy feliz con respecto a al sexo, pero mas relatos Continuaran……

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir